Suspiro poético. Catálogo de besos

…Primero llegaron los inofensivos, los superficiales, los iniciáticos; esos besos de explorador tembloroso. Siguieron los besos robados, los dulces y tiernos; besos pueriles, a escondidas, apresurados.

Tiempo después, la cercanía se hizo líquida y los besos largos y revueltos. Nos volvimos expertos el uno del otro, en bocas y sabores. Maestros de jadeos y calores. Eran besos que quemaban el tiempo y agotaban la paciencia. Besos con dientes, caníbales hambrientos.

Entonces aparecieron los lujuriosos que calientan el rostro, besos que movilizan las manos y empujan la carne. Besos viajeros del cuerpo.

Aquellos días nos bebíamos hasta que el ardor del cuerpo se pintaba en torno a nuestros labios.

Así completamos el catálogo de besos…

 

Tatiana Yedid

Octubre, 2017

 

***Pon like si te gustó la publicación****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s